Laurus Nobilis

Laurus Nobilis

Hojas de laurel / LV

De la cabeza de Apolo a unas patatas con carne. De símbolo de la adivinación y del triunfo, de su histórico papel como recompensa a poetas, deportistas y guerreros en la antigua Grecia y Roma, a humilde trivial y cotidiano, pero imprescindible, condimento en la cocina. Tan tortuoso camino es el que ha recorrido el laurel, o Laurus nobilis, un arbolito siempre verde de 5-10 m de altura que crece por todo el Mediterráneo de forma salvaje desde tiempos inmemoriales.

Su ascensión al Olimpo –o sea, a la cabeza de Apolo en forma de corona– no se debió a otra cosa que a un calentón. Ya se sabe que los dioses de la mitología tienen pasiones muy humanas. Es el caso que el tal Apolo andaba prendado de Dafne, una ninfa de muy buen ver, que harta del pesado y presumido dios, pidió ayuda a la Tierra para librarse del acoso. Ésta, Gea, hizo aparecer en lugar de Dafne un árbol de laurel ante los sorprendidos ojos de Apolo, que sobrecogido, se hizo y ciñó la famosa corona.

El salto de la divinidad a los pucheros del laurel se produjo pasando por un estadio intermedio: su utilización medicinal. Alguien descubrió que cuando se quemaban las hojas del laurel y se respiraba la com bustión, pillaba uno unas alucinaciones de los más divertidas, así que los friquis de aquel entonces decidieron utilizarlo como herra mienta de adivinación. Por extensión, al considerarlo una droga, se tomó como una planta medicinal que acabó usándose en múltiples remedios.

De hecho, en farmacología indican los médico naturistas que su aceite esencial produce un efecto antiséptico y dice que se usó para combatir las hemorroides, siendo recomendado para combatir la anorexia, los espasmos gastrointestinales, meteorismos, bronquitis crónica, enfisema, asma y un sin fin de cosas más, así como otro tanto de contraindicaciones.

De ahí a la cocina quedaba poco camino por recorrer. Droga, medici na, recompensa, honores... y cazuela. Todo un laureado curriculo.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.