God save the Queen

God save the Queen. Nuestros vecinos –y asiduos visitantes– británicos siempre han tenido sus cosas. Su férrea adhesión a las tra diciones les han llevado a peculiaridades tales como la de conducir por la izquierda, comer tortilla con salsa de menta o considerar que cuando en el Canal de la Mancha hay temporal, Europa está aislada.

No suelen usar servilletas, desconocen en general el uso y función del bidé, de vez en cuando comen pescado –no dorada, lubina, boquerones o merluza, no: pescado, así, de manera indefinida; fish– pero sobre todo comen chips: patatas fritas. Les encantan los sandwiches... y hasta ahí suele llegar el horizonte gastronómico de un british medio.

Bueno, pues recientemente han dado otra muestra de su apego al rancio pasado: La Comisión Europea acaba de avalar su sistema de medidas, por lo que podrán continuar calculando el peso en libras y onzas y las distancias por carretera en millas. Se trata del sistema imperial británico, que fue exportado a las colonias, por lo que de él deriva el actual modelo estadounidense. La decisión significa que los tejidos, las maderas y otros materiales de la construcción podrán también seguir vendiéndose por yardas, pies o pulgadas para desesperación de los europeos continentales, familiarizados sólo con el sistema métrico decimal (cuyo origen se remonta a hace más de dos mil años, cuando los indios introdujeron el cero).

Esta decisión supone que se debe mantener indefinidamente el doble sistema de etiquetaje de los productos en las tiendas del Reino Unido. Seguirá, por tanto, el lío enorme entre gramos y kilos y libras y onzas, aunque ellos podrán seguir haciendo la compra como hasta ahora, pidiendo la leche y la cerveza se pide en pintas (0,56 litros)

Otro problema es el de los recetarios de cocina, donde el lío puede ser enorme. Claro que en este caso siempre podemos acudir a las tradicionales medidas populares: un puñado de, un pellizco, una cucharadita... De todas maneras, teniendo en cuenta las características de la gastronomía inglesa, tampoco importa mucho, digo yo, si no entendemos nada.

A lo dicho: God save the Queen


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.