Al huerto

Al huerto

Un agricultor recolectando patatas de su huerto / LV

Bueno, señores: por fin alguien ha descubierto... ¡la pólvora! Resulta que las verduras están de moda, y no creo que pase mucho tiempo sin que gurús de la coquinaria, críticos de postín y vendedores de cuentos chinos empiecen a ensalzar las cualidades de la cocina del huerto, como si nadie hubiera caído antes en ello. Así se ha puesto de manifiesto en un congreso sobre las verduras celebrado en Pamplona.

La novedad (que no lo es, según se mire): restaurantes que cultivan sus propias hortalizas que después serán llevadas a la mesa. No es mala idea; en lugar de deconstruir la comida, deconstruimos la cadena de intermediarios que ocupa el espacio temporal que hay entre un tomate que está tranquilo en su mata... y viene un hijo de... no, y su plato de usted.

Este es el caso de uno de los asistentes a este congreso, que estando en 1997 en el huerto de un amigo, tuvo la «revelación», hacer un restaurante en un invernadero, para lo que consiguió la cesión de una antigua estructura de hierro y cristal de 1926 y el trabajo de su amigo, Walter Abma, que desde entonces produce en exclusividad para él.

El francés Alain Passard del restaurante «Arpege» de París, tiene un amplio «jardín», de más de cuatro hectáreas del que consigue las verduras para elaborar sus platos. El terreno es gestionado por agricultores que siguen métodos totalmente tradicionales, incluso el arado de la tierra con caballo que considera fundamental para conseguir la oxigenación perfecta de la tierra. Claro que ya me gustaría saber a mi, lo del caballo y el arado, a cuánto nos pone un hervido de verduras en el susodicho restaurant. Casi que vamos a estar mejor con intermediarios.

No se lo van a creer pero en este congreso estuvo también... Ferrán Adriá, quien propuso la idea de crear en Navarra un museo de la verdura mediante la liofilización de las diferentes especies. Yo, la verdad, es que la verdura la veo mejor en el plato que en una urna, pero, claro, seré un ignorante.

En fin, esperemos que todo sea para bien, y que no se trate de un nuevo intento de los creadores del marketing culinario... de llevarnos al huerto.


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.