En familia, mejor

En familia, mejor

Erase una vez un pueblo primitivo que regía su organización social sobre una serie de ritos relacionados con la alimentación. En torno a lo provisto por los adultos se reunían junto al fuego las distintas generaciones de una tribu, en un acto que permitía la cohesión social y la transmisión de conocimientos.

Así podría comenzar cualquier relato con pretensiones antropológicas referidas a cualquier grupo humano en cualquier etapa de la historia de la humanidad. Porque hasta ahora, la cocina, el arte de transformar los alimentos crudos para hacerlos más digeribles y/o apetecibles, ha sido el elemento central del tejido social básico.

Como dice Felipe Fernández Armesto en su interesante 'Historia de la comida', «cocinar no es sólo una forma de preparar los alimentos, sino de organizar la sociedad alrededor de las comidas comunitarias y de horas de comer previsibles». Cuando la tribu devino en familia como núcleo social las comidas en el hogar mantuvieron su función social vertebradora.

Los tiempos modernos están cambiando todo eso. La comida está perdiendo esa función socializadora, entre otras cosas porque ya no se come en familia... y porque la familia ha cambiado mucho y ya no es un concepto homogéneo. La tecnología del microondas y los adelantos de la industria alimentaria con la extensión de precocinados que hacen fácil y rápida la preparación de los alimentos para su ingestión contribuyen al fenómeno.

Pues bien, nosotros nos lo perdemos. Un estudio estadounidense sobre alimentación ha determinado que comer en familia nos hace más fuertes, más sanos y más inteligentes. De hecho en este estudio se buscaron las circunstancias comunes determinantes de un grupo de jóvenes que frente a otros carecían de problemas de ansiedad, drogadicción o inadaptación social. Y para sorpresa de los investigadores, comer en familia resultó más importante que la asistencia al colegio o la obtención de buenas calificaciones. Pero es que, además, el estudio demostró que la comida familiar –sin televisión– es el mejor entorno para transmitir las normas de educación y urbanidad.

Así que... vamos daos


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.