La mona y la seda

La mona y la seda

¿Arte o comida? / LV

Seguramente les habrá ocurrido más de una vez que tras el pase de un spot de televisión les hayan entrado serias dudas sobre el producto que pretendía vender el creativo publicitario en cuestión: ¿filosofía de la vida, una señora estupenda, un viaje a Oriente... un coche? Bueno, pues algo de eso es posible que hayan experimentado si estas navidades han salido a comer a uno de esos restaurantes «de nivel». En muchos casos, el famoso «nivel» se mide por desgracia en relación directamente proporcional al grosor de la cuenta.. es decir de la estafa.

En algunos casos, es más fácil que, al cabo de una semana, uno se acuerde de cómo era la vajilla, o la cubertería, que de lo que comió. Hay como una carrera hacia la extravagancia en todo lo que rodea la comida, una pulsión por rodearla de una parafernalia cuanto más rimbombante mejor.

Platos para cremas y sopas que parecen las campanas de la catedral de Burgos boca arriba, placas imposibles en las que capturar un bocado sin derramar nada por el mantel se convierte en una aventura... ¿Qué fue de aquella útil, simple y clara distinción entre platos hondos y llanos? Altas copas para ensaladas o gazpachos con las que hay que lidiar pescando en ellas con una inútil cucharilla... (¿Pero las copas no eran para beber?), infernales cuberterías, artilugios trinchantes, cucharas para platos llanos y tenedores para platos hondos... menos mal que los espárragos se siguen comiendo con los dedos. Piedras ardientes, miniparrillas que arden en la mesa, mil y un inventos para ser más original que nadie.

Todo ello estaría muy bien si estuviera regido por una máxima: vajilla, cubertería, mantelería, cristalería... son elementos que acompañan a la comida, la visten de gala, la realzan y la ensalzan. Pero tiene que haber comida que merezca ese nombre. El artista necesita su lienzo, el escritor su página, el escultor su bloque de granito. pero lienzo, página, granito no garantizan una obra de arte. Y hay lugares donde la comida no se viste, se enmascara. La cuenta no, claro.


RECETAS

Calamar guisado con chorizo

Calamar guisado con chorizo¿Quién dijo miedo? Mezclar dos productos tan aparentemente alejados como calamar y chorizo da un gran resultado. Ponemos una cazuela al fuego con un poco de aceite y freímos ligeramente el chorizo cortado en rodajas. Justo para aromatizar y dar color ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

El apartamento

El apartamentoLas feministas es que no se enteran. Décadas de lucha en pro de los derechos de la mujer, páginas de historia escritas a fuego y sangre para lograr el voto femenino, la liberación sexual, o la persecución judicial de los malos tratos domésticos, y se

(+) VER MAS.
TRUCOS

Pollo crujiente

Pollo crujiente En Castilla y León se asa el cordero lechal masajeado previamente con manteca de cerdo, y en una bandeja sin líquido. En otra bandeja se coloca agua aromatizada con limón y unos ajos. Se trata de que la carne no toque líquido alguno para que la manteca ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007
HACIENDA PINARES Monastrell Dulce 2007

Bodega Hacienda Pinares c/ San Juan Bautista, 18 02500 Tobarra ( Albacete) telf.: 967 327 174 móvil 609 108 393

(+) Más catas de vinos.