La tortilla de patata

La tortilla de patata

Como todo el mundo sabe, los españoles se dividen en dos tipos irreconciliables: los que quieren la tortilla de patata con cebolla y los que no la soportan con ella. Se trata de una versión doméstica de las dos Españas: la guerra civil llevada a las sartenes. Claro que también podemos decir que existen tantas tortillas de patata como cocineros –profesionales o amateur– se pongan a la tarea.

El huevo, poco cuajado, o mucho; poco batido o mucho; la patata, confitada o al dente; prácticamente deshecha o que se vea; en cuanto a las dimensiones, fina o gruesa... Y no digamos de las posibles variantes: podemos añadirle a una tortilla de patata casi cualquier cosa.

Tapa por antonomasia, se ha resistido a los vientos de modernidad e incluso pijotería que nos barren. Así, ha saltado con gracia y donosura sin igual de las barras tabernarias donde siempre ha reinado, a los más finos buffets. Es curioso cómo entre los sofisticados canapés de un acontecimiento social, la aparición de la humilde tortilla en taquitos provoca un tumulto y el inmediato asalto inmisericorde a las bandejas de los camareros. Hasta el gurú de la cocina mundial, Ferrán Adría la ha prestado atención: desde su tortilla deconstruida en copa hasta la apañada y práctica tortilla de patatas chips.

Excelente en bocadillo, ideal para el desayuno, fantástica a media mañana, mano de santo de recena en una noche de marcha, bálsamo de Fierabrás para calmar una resaca, utilísimo recurso ante una nevera arrasada... la tortilla de patata es junto con el jamón el aúténtico plato típico español. Y nació en San Sebastián. Según los estudiosos, fue una idea de la mujer del carlista Tomás de Zumalacárregui a mitad del siglo XIX.

La mujer, llamada Pancracia, aconsejó un día a su marido que para alimentar a las tropas cubriera con huevo las sobras y de ahí surgió un pastel salado que los soldados devoraron. De ahí a utilizar como relleno del huevo cuajado la baratísima patata, un paso.

Lo que demuestra, una vez más, que de platos de pobre han surgido grandes inventos culinarios.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.