Con un par

Con un par

Quintaesencia de la cocina de aprovechamiento, referencia generalizada de nuestras infancias, recurso de emergencia del single, tabla de salvación del resacoso, la humilde, simple, pero versátil, sabrosa y nutritiva tortilla –un par de huevos y unas gotas de aceite, sal si se quiere– junto a su antecedente inmediato, el revuelto, sigue reinando de mil y una maneras en las cocinas domésticas, por obra y gracia de nuestras queridas amigas, las gallinas. La tortilla ¿francesa? Vayamos por partes. La famosa ‘omelette’, la tortilla francesa, ya existía en los recetarios monacales de la península esquilmados por los ejércitos napoleónicos en 1808, con el nombre de ‘tortilla cartujana’. Según otra versión –que podría estar emparentada– al parecer algunos habitantes de Cádiz, durante el asedio francés de 1810, ante la falta de patatas quisieron recordar uno de sus platos preferidos, la tortilla de patatas, así que cuajaron la tortilla simplemente con huevos. Desde entonces fue conocida por la población como «la tortilla de cuando los franceses. Es curioso, pero las dos tortillas más populares en España están relacionadas con acontecimientos bélicos. Porque la llamada tortilla española, según los estudiosos, fue una idea de la mujer del carlista Tomás de Zumalacárregui a mitad del siglo XIX. La mujer, llamada Pancracia, aconsejó un día a su marido que para alimentar a las tropas cubriera con huevo las sobras y de ahí surgió un pastel salado que los soldados devoraron. De ahí a utilizar como relleno del huevo cuajado la baratísima patata, un paso. Pero hoy hablamos de la tortilla sin mas. Uno tiene incrustado en la cabeza como uno de los sonidos de su infancia en un barrio popular, el batir del tenedor contra el plato de duralex, anticipando la hora de la cena. Desde esa humilde tortilla, hemos llegado a las mil y una posibilidades de los revueltos: huevos cuajados.. con cualquier cosa. Uno de los clásicos es nuestro zarangollo, sin ir más lejos. Pero he llegado a escuchar, en un paroxismo culinario terminal, tortillas de nocilla… ¡y de Cola Cao! Hay gente pa tó.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.