El gin-tonic, en casa

El gin-tonic, en casa

Miedo, depresión, incertidumbre… sentimientos propios de una situación de crisis que se fijan en el subconsciente colectivo y alteran los usos y costumbres y, especialmente, en el terreno del gasto y del consumo, alterando los hábitos de las personas y las familias, encerrándolas en casa. Todo un círculo vicioso, porque estos cambios de hábito tienen a su vez consecuencias económicas en el mismo sentido. En vez de salir de copas o ir a cenar a restaurantes, los españoles invitan a sus amigos y familiares a casa los fines de semana. La moda de los gin-tonic y cócteles autopreparados está en auge, ya sea por necesidad o por gusto. ¿Consecuencia? La hostelería española cerró 7.000 bares y restaurantes en 2013. Nada menos. Es lo que se llama «volver a la madriguera». Por eso, el consumo de bebidas alcohólicas también cayó considerablemente en el último año. Así, en bares y restaurantes cayó un 4% más en 2013, un punto más que el año anterior. Las de mayor graduación fueron las que registraron un descenso más acuciado, con una bajada del 8,8% (lógicamente, las más caras). Sin embargo, el ‘boom’ del gin-tonic es el responsable de que tanto la ginebra como la tónica sean de las pocas bebidas con crecimientos en volumen en 2013, con el 2,1% y el 2,2% respectivamente. Lo que es el marketing. Hace apenas un lustro un gin-tonic era un ‘gintoniz’: ginebra y tónica, Larios y Schweppes, y, como mucho Bombay Sapphire para los más sofisticados, los «entendidos». Pero no hay como adherir un ritual, una liturgia, lo más complicada y esotérica posible a cualquier actividad, dotándola de un cierto aire de misterio solo accesible para los iniciados, para que caigamos como jurelillos en la trampa. Ahora una carta de gin-tonics puede ser más larga que la de vinos y las cosas que le pueden echar a uno en la copa son insólitas. Nada nuevo, esto lo llevan practicando las religiones desde el principio de los tiempos. Ya lo ven: una estrategia tan potente como para vencer a la propia crisis.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.