Pollo

Pollo

Ni George Orwell, en sus más totalitarias predicciones habría encontrado una imagen más adaptada a esas visiones: seres vivos alimentados mediante productos manipulados para activar el crecimiento (en Europa están prohibidos hace años, pero no existe un buen control de la importación), viviendo en instalaciones industriales sin apenas espacio ni movilidad, individuos de dos meses que pesan como si fueran adultos… para ser sacrificados en el menor tiempo posible, modificaciones genéticas para hacerlos tan dóciles que no se planteen siquiera escapar, aunque pudieran, porque esperan su ración de comida… No, no estamos hablando de los ‘gulags’ estalinistas o de los campos de ‘reeducación’ de Corea del Norte. Hablamos de pollos. Si de pollos, esos bichitos cuya carne será la más consumida por los españoles en cuatro años. Sana, accesible, versátil y barata. Ésas son las armas que han llevado a este alimento a las mesas de todo el mundo. Y su rentabilidad para los productores, claro. Un individuo es capaz de convertir 1,7 kilos de pienso en 1 kilo de carne. Una vaca necesita siete kilos de alimento para producir ese kilo de carne. Y su velocidad reproductiva: una familia de un gallo y diez gallinas generará una progenie, en cinco años, de 50 millones de pollos. Como lo oyen, un crecimiento exponencial inigualable por ninguna otra especie ganadera. Y qué decir de la versatilidad: es difícil encontrar un producto gastronómico popular que esté presente en tantas recetas de tantas y tan variadas cocinas de Oriente y Occidente, desde China o India a México, pasando por África y los países anglosajones, y desde luego, es uno de los productos ‘estrella’ de diferentes tipos de comida rápida. Un bicho, el pollo, que ha pasado por muchas vicisitudes a lo largo de la historia desde que empezó a ser domesticado en el valle del Indo, allá por el 4.000 a. d. C. Una de las más curiosas es que en la Edad Media se le atribuía un origen acuático, por lo que estaba permitido su consumo en Cuaresma. Durante este tiempo, era propio de las mesas señoriales . De ahí a las bandejas de Lidl y Mercadona, toda una historia.
Siempre que no haya una ‘Rebelión en la granja’...


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.