Ibérico

Ibérico

«Más conversos hizo el jamón que la religión»; o también: «Más judíos hizo cristianos el tocino y el jamón que la Santa Inquisición». Y es que, cuando la siniestra institución tan española como la Inquisición torturaba y mataba a manos llenas, una de las maneras de probar la conversión del infeliz amarrado al potro era darle a probar jamón u otro producto del cerdo. Afortunadamente, esos tiempos pasaron y comer jamón ya no es una prueba equivalente al juicio de Dios, sino uno de los mayores placeres posibles. Y más si es ibérico. ¿Ibérico? Esa es otra. Uno casi tiene que ser un experto para tener claro lo que está pagando y lo que se lleva a casa. El galimatías de denominaciones, calificaciones y referencias a la alimentación del pobre animal es tal que el Gobierno ha decidido –por fin–poner un poco de orden. Desde el pasado viernes, las denominaciones de venta se han reducido de cuatro a tres, se elimina la de ‘recebo’ y se mantienen las ‘de bellota’, ‘de cebo de campo’ y de ‘cebo»’. Se pretende así mantener el nivel de pureza ibérica, aumentar los controles e impedir que el consumidor se enfrente a las etiquetas del jamón como si estuviera frente a una fórmula algebraica: con la boca abierta. Además de reducir las denominaciones a tres, se introduce la obligatoriedad de indicar el porcentaje de raza ibérica. Porque, señores, no todos los ibéricos son del todo ibéricos. Así, el «pata negra» solo se podrá utilizar en productos de bellota 100% ibéricos. Para distinguirlos, será obligatorio utilizar precintos de diferentes colores. Ojo al parche: el negro se utilizará para la carne de bellota 100% ibérica; el rojo, para la bellota ibérica; el verde, para los de cebo de campo ibérica y el blanco, para la de cebo ibérica. Lógicamente, la cuenta al pasar por caja será muy diferente según el caso. El ministro Arias Cañete, como siempre que se trata de algo de comer, fue muy pedagógico explicándolo, aunque esta vez no lo hizo trasegándose unas cuantas lonchas de jamón, como habría cabido esperar, conociendo los antecedentes. Recuérdense, si no, las buenas tajadas de chuletón de ternera que trasegó en público siendo ministro de Aznar con la crisis de las vacas locas.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.