Kilómetros por kilos

Kilómetros por kilos

Con la cercanía de los rigores caniculares y la perspectiva de la exposición de los cuerpos más o menos serranos a la vista del prójimo o prójima, empiezan a aparecer los nervios, las básculas hacen estragos, las cintas métricas se despliegan inmisericordes y los espejos no dan abasto para reflejar tanto desparrame mollar.
Abrimos los armarios, sacamos la ropa de verano y descubrimos, ¡o tragedia! que esos pantalones, esas camisas y esas faldas parecen pertenecer a otra persona, manifiestamente más delgada que nosotros. Con lo que la prueba definitiva, la del bikini del año pasado, se convierte en un drama que para sí quisiera Sófocles: aquello rebosa por todas partes y el escueto textil es incapaz de contener el desborde mollar. Las clínicas y centros de dietética se frotan las manos y aumenta la frecuencia de tentadores mensajes publicitarios prometiendo mil y un milagrosos remedios reductores de perímetros y perfiles. Y llega el llanto y crujir de dientes y nos acordamos de dietas absurdas y nos prometemos excesos físicos en un vano intento de revertir la tendencia. Y pasa lo que pasa. Que hacemos muchas tonterías. En esto hay mensajes realmente desalentadores. Lo último leído: enfrentar un producto con el ejercicio necesario para quemar las calorías que aporta. Y así, para deshacerse de las incorporadas por la ingesta de una pizza congelada, hay que andar cinco horas o correr casi dos horas; caer en la tentación de una pieza de bollería nos costará una hora y tres cuartos de bicicleta o 45 minutos de natación; darse el capricho de una cerveza junto con un platito de frutos secos nos obligará a andar 50 minutos o a nadar media hora…
En fin, mejor no seguir por este camino, porque si, sobre esta base, calculo lo que tendría que hacer para compensar los aperitivos de un fin de semana, por ejemplo, tendría que hacer la maratón de Nueva York. Ida y vuelta.


RECETAS

Costillas dos cocciones

Costillas dos coccionesPonemos en una cazuela la cebolla vieja, el nabo, las zanahorias peladas, la cabeza de ajos y el puerro, todo entero. Pelamos las patatas y las ponemos también enteras. Añadimos el costillar, la sal, el azúcar, el laurel, el romero y el vinagre. Incorporamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Cocina y memoria

Cocina y memoria¿Qué es lo que diferencia la nutrición de la gastronomía, la ingesta del placer, el acto de alimentarse del gozo de hacerlo? La emoción. En el primer caso hablamos de una función utilitaria, alimentarse para vivir; en el segundo, de una función lúdica, ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Sopas

Sopas Si usted tiene un buen caldo de marisco, de pescado, de pollo o de carne, tiene un primer plato resuelto en pocos minutos. Trocee pan del día anterior, póngalo a dorar en una sartén con un chorro de aceite de oliva y un par de ajos. Retire los ajos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Alceño joven 2001
Alceño joven 2001

Pedro Luis Martínez, S.A. Barrio Iglesias, 55 Jumilla

(+) Más catas de vinos.