Pastillaas de vaca

Pastillaas de vaca

Es curioso que este follón de la carne de caballo se haya montado justo en plena Cuaresma. Si es que ya no se respeta nada. Claro que peor fue lo del año pasado, cuando una noticia nos estremeció: «La Policía surcoreana interviene miles de pastillas de carne de bebé en polvo». ¡Eso sí que es saltarse la liturgia! En fin, el caso es que en este mundo desarrollado nuestro (?) disfrutamos desde hace siglos –sí, sí, siglos– de las pastillas de carne o cubos de carne concentrada –se supone que de ternera o de pollo, que ya no pone uno la mano en el fuego por nada ni por nadie, y menos por un extesorero– invención que como muchas otras (las latas de conserva, las cocinas portátiles...) han alumbrado impulsadas por las necesidades alimenticias de los ejércitos, en este caso el abastecimiento a las tropas napoleónicas. Se adjudica la tal invención al francés del siglo XVIII Nicolás Appert que lo empleaba como un extracto de carne. En 1886 estos cubos de carne concentrada fueron comercializados por los suizos Maggi y Knorr.
Pero la cosa viene de antes: en el ‘Codex Romanoff’, descubierto en 1981, atribuido a Leonardo da Vinci, el paradigma de hombre renacentista ya anotaba un método de producir lo que él llamó ‘pastillas de vaca’: «El método de los priores de San Angelo, que toman pastillas en Cuaresma(...), es como sigue: reducen tres vacas a una esencia, lo cual hacen cociéndolas y luego poniendo las carnes que quedan en el puchero tras pasarlas por sus prensas y rodillos hasta que obtienen una sustancia sólida que no pesa más de 400 escrúpulos (340 grs). Esto lo colocan luego en un pequeño caldero (...) con fino azúcar siciliano hecho por su boticario. Y luego hierven esto junto hasta que (...) se transforma en esencia. A continuación llevan el caldero al lugar más alto del priorato y con una cuchara de madera lo arrojan gota a gota sobre una plancha de mármol colocada en el suelo bajo ellos, y allí se forman las pastillas. Estas son las que toman en Cuaresma».
Que digo yo que también era morro el que le echaban los tales priores: no comerían carne en su estado original, pero se metían un concentrado de vaca de mil pares...


RECETAS

Albóndigas ligeramente picantes con arroz

Albóndigas ligeramente picantes con arroz Ponemos en un bol la carne picada. La salpimentamos, añadimos la nuez moscada rallada y el tomillo seco. Añadimos también el huevo entero. Picamos muy finamente la cebolla, el ajo y el tomate y lo añadimos también al conjunto, que amasaremos delicadamente ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ensaladilla de verano

Ensaladilla de veranoCuando los primeros conquistadores españoles hollaron el entonces llamado Nuevo Mundo, no vieron otra explicación a la alarmante y generalizada flojera de vientre que asolaba por igual a soldados, clérigos y marinos que una maldición de los paganos dioses ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

El test del huevo

El test del huevoSaber si un huevo de gallina está en condiciones de ser consumido es sencillo. No hay más que meterlo en un recipiente con agua. Si el huevo se va directamente al fondo, es fresco. Si se va al fondo pero se queda en posición vertical, es que está empezando ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

 

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Ceperos Monastrell Crianza 1999
Ceperos Monastrell Crianza 1999

I. A. LOS CEPEROS S. L. Pago Los Ceperos 30430 Bullas Tf.: 968 27 13 70 Fax: 968 27 13 26 E-mail: info@losceperos.com

(+) Más catas de vinos.