Bichos

Bichos

Ahora que anda la industria alimentaria revuelta a cuenta de la aparición de trazas de carne de equino en preparados cárnicos donde no debieran de estar, habría que recordar que comer es, una vez superada la supervivencia, una cuestión cultural y que las filias y las fobias en la alimentación humana están muy marcadas. Imagínense lo que ocurriría si en unas salchichas de vacuno vendidas en un país árabe se descubrieran trazas de carne de cerdo. Se armaría la de Alá. O que en un concentrado de pollo vendido en India se descubrieran componentes de carne de vacuno. Solemos extrañarnos de las actitudes ante lo que se puede o no (se debe o no ) comer, en otras civilizaciones, pero olvidamos que la repugnancia que a determinados pueblos les produce la idea de comer cerdo es similar a la que a los occidentales nos provoca comer saltamontes u otros insectos. Y en ambos casos estamos hablando de lo mismo: proteínas de origen animal, los componentes clave en el proceso evolutivo que dio origen a la especie humana. De hecho, 100 gramos de hamburguesa ofrecen solamente 245 calorías, 21 gramos de proteínas y 17 gramos de materia grasa; un peso equivalente de larvas de polilla lleva 375 calorías, 46 gramos de proteínas (el doble) y 10 gramos de grasa. Según esto, es mucho más saludable y nutritivo, y por tanto más lógico, comerse una buena cazuelita de larvas de polilla que una Big Mac. Sin embargo, ¿alguien ha visto en nuestras occidentales ciudades un restaurante McPolilla? No. Al final, todo tiene su lógica. Los insectos forman parte de la dieta humana en zonas donde esta fauna abunda y al mismo tiempo son pobres en vertebrados de gran tamaño. Al contrario, en hábitats pobres en insectos de cierto tamaño (cuya recolección y consumo sea económica) pero con abundantes especies de grandes vertebrados, la búsqueda de proteínas se dirigirá hacia éstos. En definitiva, no es que comamos bichos porque nos repugnen, es que nos repugnan porque, aparte de sumamente molestos, no nos los comemos.


RECETAS

Costillas dos cocciones

Costillas dos coccionesPonemos en una cazuela la cebolla vieja, el nabo, las zanahorias peladas, la cabeza de ajos y el puerro, todo entero. Pelamos las patatas y las ponemos también enteras. Añadimos el costillar, la sal, el azúcar, el laurel, el romero y el vinagre. Incorporamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Cocina y memoria

Cocina y memoria¿Qué es lo que diferencia la nutrición de la gastronomía, la ingesta del placer, el acto de alimentarse del gozo de hacerlo? La emoción. En el primer caso hablamos de una función utilitaria, alimentarse para vivir; en el segundo, de una función lúdica, ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Sopas

Sopas Si usted tiene un buen caldo de marisco, de pescado, de pollo o de carne, tiene un primer plato resuelto en pocos minutos. Trocee pan del día anterior, póngalo a dorar en una sartén con un chorro de aceite de oliva y un par de ajos. Retire los ajos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Alceño joven 2001
Alceño joven 2001

Pedro Luis Martínez, S.A. Barrio Iglesias, 55 Jumilla

(+) Más catas de vinos.