Low cost

Low cost

No, si todavía vamos a acabar echado de menos el zumo de naranja de Iberia. Las compañías aéreas han sido las pioneras en España en esto del ‘low cost’, antes, incluso de que la crisis nos cayera encima como si fuera el cielo que los galos temen que se desplome sobre sus cabezas. Y ahora ya, para qué contar: el fenómeno de extiende como una mancha de aceite hacia sectores como el alojamiento hotelero o la restauración. Si, es verdad, se democratiza el consumo de bienes y servicios antes más o menos exclusivos, pero eso se paga por otra parte. Y una de las maneras es que a un viajero de línea aérea no le traten como a tal sino como a mercancía; y si no, ahí están algunas experiencias con una conocida línea irlandesa. Es cierto que el fenómeno ha permitido que mucha gente pueda utilizar este medio de transporte, antes reservado a las clases ‘pudientes’. Pero habría que preguntar a sindicatos y , sobre todo, a los trabajadores de estas compañías: porque el abaratamiento de los costes manteniendo los márgenes comerciales sale de algún sitio… Y ahora los hoteles. Si, baratos, pero uno llega a una habitación que más parece una celda cartujana, (y ojalá, porque en muchos casos no hay ni ventana) y, a partir de ahí, vaya preparando la cartera: el ‘low cost’ implica el ‘pay per all’, permítaseme el dislate anglófono: por la toalla, por la televisión, por el jabón, por el secador… Y nada de ‘spa’, restaurante, ‘lobby’ o salones de estar. Desde luego, en estos hoteles se ha acabado ese bonito deporte, tan español, de llevarse los artículos de baño, alguna toalla o incluso el albornoz, simplemente… porque no hay. Lo que me temo es que la moda se extienda a la restauración y acabemos yendo a restaurantes donde el cliente pague porque le cocinen pero tenga que llevar de casa el aceite, las patatas y las cebollas, y pague aparte por los cubiertos, la servilleta o la sal. En fin, que se están poniendo las cosas como para no salir de casa.


RECETAS

Costillas dos cocciones

Costillas dos coccionesPonemos en una cazuela la cebolla vieja, el nabo, las zanahorias peladas, la cabeza de ajos y el puerro, todo entero. Pelamos las patatas y las ponemos también enteras. Añadimos el costillar, la sal, el azúcar, el laurel, el romero y el vinagre. Incorporamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Cocina y memoria

Cocina y memoria¿Qué es lo que diferencia la nutrición de la gastronomía, la ingesta del placer, el acto de alimentarse del gozo de hacerlo? La emoción. En el primer caso hablamos de una función utilitaria, alimentarse para vivir; en el segundo, de una función lúdica, ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Sopas

Sopas Si usted tiene un buen caldo de marisco, de pescado, de pollo o de carne, tiene un primer plato resuelto en pocos minutos. Trocee pan del día anterior, póngalo a dorar en una sartén con un chorro de aceite de oliva y un par de ajos. Retire los ajos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Alceño joven 2001
Alceño joven 2001

Pedro Luis Martínez, S.A. Barrio Iglesias, 55 Jumilla

(+) Más catas de vinos.