¿Gazpacho?

¿Gazpacho?

Todo el mundo sabe cuál es el ingrediente principal del gazpacho, pero casi nadie sabe que tal plato ya existía en fechas en las que el tomate, recién traído de América, aun no se había extendido en las cocinas del reino de España. De hecho, hasta mediados del siglo XVIII se entendía el gazpacho como «Cierto género de sopa o menestra, que se hace regularmente con pan hecho pedacitos, azéite, vinagre, ajos y otros ingredientes». Del tomate ni las pepitas. Sin embargo, pronto se extendió, hasta el punto de que la Corona española fue una de las primeras que incorporó a su dieta el popular gazpacho y de que la esposa de Napoleón III, la andaluza María de Montijo, lo puso de moda nada menos que en el templo de la gastronomía, la Francia, a mediados del XIX. Y ahora que ya lo teníamos asentado, las nuevas cocinas empiezan a quitarle protagonismo al pobre tomate en la composición de tan rica sopa de verano. De manos de cocineros de la nueva ola, y a pesar de que todo parecía acotado en el mundo de las sopas frías, nuevos ingredientes se incorporan a la tradicional receta del gazpacho en un intento de sorprender a los clientes. Y así, en un viaje de ida y vuelta histórico y transoceánico, hay gazpacho de mango y de otras frutas exóticas, llegadas a nuestras fruterías en los últimos años para satisfacer la demanda de los miles de inmigrantes latinoamericanos que se han asentado en nuestro país. Otros apuestan por todo aquello que sea de color rojo para darle una vuelta de tuerca al gazpacho. Así, y sin renunciar a los tomates incorporan sandía, fresas, grosellas o remolacha a la receta; otros añaden coco, otros más, se atreven con bolas de helado sobre la sopa de tomate... Sea como fuere, recordemos a Gregorio Marañón que decía que tomándolo con un poco de vino y algo de carne «sería un alimento muy próximo a la perfección».


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.