En olor de multitudes

En olor de multitudes

Erasmo de Rotterdam escribió en el siglo XVI uno de los primeros manuales de etiqueta de la historia, en el que señala algunas normas de conducta en el cuarto de baño: «Es descortés saludar a alguien mientras esté orinando o defecando». Descortés, además de incómodo, digo yo, porque enunciar un «Buenas tardes don Honorio», por un poner, en pleno esfuerzo intestinal, puede resultar doloroso. Recomienda don Erasmo, además, que se «disimule con una tos el estruendo explosivo... Sígase la ley de sustituir los pedos por toses».
Los cuchillos de mesa fueron inventados por Richelieu, harto de que los nobles sentados a su mesa se limpiaran las uñas con las puntas de sus cuchillos, que lo mismo usaban para yantar que para degollar alegremente a un contendiente. Puntas romas y listo.
La historia de la higiene sigue una línea quebrada en la que el valle más profundo corresponde a los siglos del XV al XIX. Entre las causas de esta depresión en la afición del pueblo a lavarse, los historiadores señalan una aparentemente paradógica: la invención de la ropa interior: resultaba más cómodo lavar la ropa que entregarse a la ablución. Y así, en estos siglos encontramos testimonios que dan fe de las pestilencias que acompañaban a a nuestros ilustres antepasados.
En tiempos de Luis XVI, en la civilizada Francia, las damas de la corte orinaban de pie por los pasillos de las Tullerías. Los cortesanos de Luis XIV criaban colonias enteras de piojos bajo sus enharinadas pelucas y los mareantes perfumes que bañaban a las Pompadour o Dubarry en el siglo de la Ilustración no eran sino remedios para ocultar el hedor de los cuerpos de tan refinadas damas.
De todas formas, no hay que ir tan lejos en el tiempo. Un manual de urbanidad para niños editado en España en los años 20 recomienda lavarse los pies «dos vez al mes, aunque no haga falta».


RECETAS

Bacalao sobre crema de calabaza

Bacalao sobre crema de calabazaEmpecemos por la crema. Ponemos una cazuela al fuego con un chorro de aceite y braseamos a cebolla, el puerro y dos de los dientes de ajo. Cuando empiece a pegarse el fondo, añadimos el vino blanco, dejamos reducir e incorporamos la calabaza, sal, pimienta, ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Singles

SinglesHace apenas dos décadas, la figura masculina en un mercado de abastos sólo podía verse mostrador adentro en los puestos. Un hombre haciendo la compra era un extraño espectáculo seguido con sorpresa y conmiseración a partes iguales. «¡Pobre hombre!», suspiraban ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Calamares a la romana jugosos

Calamares a la romana jugososSiempre que consiga calamarcitos pequeños y quiera hacerlos a la romana (con harina normal y huevo) o con tempura, hágalos enteros, sin trocear. Saldrán espectaculares a la vista y mucho más jugosos. Y sobre todo, con el aceite a alta temperatura y muy ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
CRÁPULA 2008
CRÁPULA 2008

CRÁPULA VINOS Gabriel Martínez Valero Wine Manager Teléf. 662 380 985 968 781 855 e-mail: gmartinez@vinocrapula.com

(+) Más catas de vinos.