Simposium

Simposium

Una de las ramas del turismo moderno es la de congresos, centros de producción de pingües beneficios para conferenciantes y asesores en general. En la mayoría de los casos no importa demasiado cuáles sean los contenidos de estas alegres reuniones: el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información a la luz de la Teología de la Liberación, o el futuro de la hormiga roja del Amazonas, tanto da. Para los congresistas es un pretexto para pegarse un viaje, establecer contactos –profesionales y de los otros– correrse unas cuantas juergas y perderse del curro unos días. Para los ponentes, una oportunidad para rentabilizar su holganza, darse aires de grandeza... y correrse unas cuantas juergas. Todo muy inofensivo.
Pero, ¡ay, amigos y amigas mías! empezad a temer lo peor si vuestra pareja o cónyuge os informa de que tiene previsto asistir a un simposio. En Atenas se denominaba ‘simposium’ a una reunión nocturna de bebedores. Eso sí, de bebedores intelectuales: sus asistentes especulaban sobre las ideas platónicas, por un poner, y de paso se ponían como odres.
Lo curioso de la historia es que la moda de los simposium la impusieron ¡los espartanos! Hay que precisar que no por ello ha de desmerecer su fama de ascetas, porque inventaron ad hoc una sopa ritual que debía consumirse en estas reuniones: la sopa negra. Un infecto brebaje, tan diabólico y repugnante que su probable creador, el legislador Licurgo, acabó siendo lapidado y expulsado de Esparta.
Así que, amigos y amigas mías, si vuestra pareja decide asistir a un congreso sobre ‘La gastronomía del Alto Aragón’ o a unas jornadas sobre tecnología molecular de los alimentos, aguantad el tirón. La cosa no es grave. Pero si declara su intención de acudir a un simposio –aunque sea sobre ‘Química y física de la cocina sobre lava volcánica’ en la isla de Lanzarote–, empezad a preocuparos.


RECETAS

Bacalao sobre crema de calabaza

Bacalao sobre crema de calabazaEmpecemos por la crema. Ponemos una cazuela al fuego con un chorro de aceite y braseamos a cebolla, el puerro y dos de los dientes de ajo. Cuando empiece a pegarse el fondo, añadimos el vino blanco, dejamos reducir e incorporamos la calabaza, sal, pimienta, ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Singles

SinglesHace apenas dos décadas, la figura masculina en un mercado de abastos sólo podía verse mostrador adentro en los puestos. Un hombre haciendo la compra era un extraño espectáculo seguido con sorpresa y conmiseración a partes iguales. «¡Pobre hombre!», suspiraban ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Calamares a la romana jugosos

Calamares a la romana jugososSiempre que consiga calamarcitos pequeños y quiera hacerlos a la romana (con harina normal y huevo) o con tempura, hágalos enteros, sin trocear. Saldrán espectaculares a la vista y mucho más jugosos. Y sobre todo, con el aceite a alta temperatura y muy ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
CRÁPULA 2008
CRÁPULA 2008

CRÁPULA VINOS Gabriel Martínez Valero Wine Manager Teléf. 662 380 985 968 781 855 e-mail: gmartinez@vinocrapula.com

(+) Más catas de vinos.