El carrito

El carrito

Me ha vuelto a pasar. Ya que estaba en la calle me he pasado por el súper para hacer la compra, y al pasar por caja, me ha vuelto a sorprender, una vez más, la pregunta de la cajera: «¿Quiere bolsas?» ¡Coññño, se me han vuelto a olvidar las que tengo preparadas en casa! Claro, si es que, cuando he salido, no tenía previsto comprar. En fin, a pasar por la tonta humillación de pagar unos céntimos por algo que durante el resto de tu vida anterior te lo daban gratis. El caso es que la medida ha funcionado: desde que entró en vigor el Plan Nacional Integrado de Residuos, en 2009, los españoles hemos dejado de consumir un 50% de bolsas de plástico. Y el asunto no es moco de pavo: este tipo de envase tarda alrededor de cien años en descomponerse, y tan sólo el 10% de ellas acaba en los contenedores amarillos para su reciclaje. Vale, bueno, sí, pero entonces, ¿qué alternativa tenemos? Una de ellas es llevar siempre en el coche un par de bolsas para la compra; claro que si se te ocurre hacer la compra cuando has dejado el coche en casa vas listo; incluso, podemos volver a aquellas bolsas de malla que estuvieron tan de moda hace unos años. Que sí, que eran muy poco discretas y dejaban ver a la vecina lo que habíamos comprado: «Sí, sí; mucha crisis, pero la del quinto comprando paté del bueno». O: «¿Has visto al del tercero, cómo le pega al whisky?». Al final, lo más cómodo, lo más práctico es lo de siempre: el típico carrito de la compra con ruedas, que las abuelas se han resistido siempre a abandonar. Claro que, uno aboga por un ‘agiornamento’ del carrito de la compra. Porque ahora mismo, el artilugio es sinónimo o de maruja de barrio popular, tipo princesa del pueblo en chándal, o de edad provecta. Y es que… esos cuadros escoceses verdes o rojos han hecho mucho daño. Así que antes de que en 2018 desaparezcan definitivamente las bolsas de plástico de un solo uso, los consumidores necesitamos una alternativa digna. A ver si se pone a ello Javier Mariscal, hombre.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.