Los demás

Los demás

Son las cuatro de una indolente tarde de verano. 35 grados a la sombra. En la zona (un área turística con profusión de edificios de apartamentos) solo se oye el tenue rumor del calmado Mediterráneo y alguna despistada gaviota. Es la hora de la siesta y parece que, salvo una pareja de alemanes y un solitario pescador que prueba suerte en una orilla plagada de algas, todos los demás habitantes se dedican a la tan española costumbre de dormirla a la sombra. De pronto una explosión de música pseudobrasileña, procedente del equipo de música de un coche, rompe abruptamente el silencio. A un individuo (un padre de familia) no se le ha ocurrido otra cosa que poner el volumen a toda pastilla para marcarse unos pasos de baile con su hija pequeña. Pasados los primeros momentos de confusión, se empiezan a oír las primeras protestas. Tras unos momentos de indecisión, entra en el coche y baja el volumen. Todo parece indicar que se ha dado cuenta de su error y ha rectificado. ¡Ja! Mete a la niña en el coche, arranca, mientras, furibundo, espeta hacia las ventanas: «¡Irse a Madrid a dormir!» y desaparece quemando ruedas y dando, así, un magnífico ejemplo de civismo a su retoño.
Es decir, el susodicho individuo no solo considera que puede romper a golpe de decibelios la tranquilidad de los demás, dado que él es de aquí, y está aquí, y ésta es su casa; deduce también que la mayoría de los ocupantes de las viviendas de esa zona son de Madrid y, por fin, concluye que su condición foránea les inhabilita para protestar. Ya ese pensador universal, Miguel Gila, retrató muy gráficamente esa línea de pensamiento: «Si no aguantan una broma, que se vayan del pueblo». ¡Cómo le iría al turismo en esta región sin los madrileños, los catalanes, los vascos, los cántabros o los calagurritanos! Pues eso.


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.