Domingo

Domingo

Es domingo. El ‘dies dominicus’, el día del Señor. Amanece más tarde que cualquier día –no por mucho tempranar amanece más madruga–. Usted está aún en la cama, en esa deliciosa semivigilia, refocilándose con el hecho de que no tiene que ir a trabajar, que el día, además de ser del Señor, es suyo. Craso error, amigo mío. Parece mentira que aún no haya aprendido.
Sus plácidas ensoñaciones son de pronto rotas en mil pedazos por una inusitada actividad higiénica en la casa. El sonido de la aspiradora le taladra hasta el hipotálamo y su silencio intermitente sólo sirve para que pueda llegar hasta usted una ruidosa manifestación de temprana excitación filial –¡joíos niños!–, de la desmedida afición radiofónica de la vecina, de decibélicas iniciativas comerciales –«¡La toalla de baño, señora, la toaaaalla de bañoooo!»– y/o de públicos ritos funerarios –«Se hace saber, a los vecinos de esta pedanía, que ha fallecido...».
Otras hercúleas pruebas deberá usted soportar. A la hora del desayuno dominical –supuestamente relajado, largo, placentero – seguirá sin ser capaz de untar la tostada sin que ésta se rompa, o se caiga por el lado de la mantequilla, por mor de un tal Murphy. Por supuesto, el café con leche, como siempre, estará demasiado frío o demasiado caliente. No repuesto aún de las quemaduras de tercer grado producidas por el mañanero brebaje, su cabeza se verá impelida a un ejercicio de microeconomía doméstica. Bernardito tiene una matiné con los amigos, y María Purificación proyecta acudir con sus amigas a un concierto de Jorge Sanz. Y todavía no son las 12: le quedan el aperitivo con los primos que han venido de Cuenca y la comida familiar, que se alargará en una sobremesa que le arruinará la siesta.
Domingo, domingo. Diabólico invento que se hizo necesario el día en que alguien decidió que la relación trabajo-ocio fuera de 6 a 1. Mala apuesta.


RECETAS

Costillas dos cocciones

Costillas dos coccionesPonemos en una cazuela la cebolla vieja, el nabo, las zanahorias peladas, la cabeza de ajos y el puerro, todo entero. Pelamos las patatas y las ponemos también enteras. Añadimos el costillar, la sal, el azúcar, el laurel, el romero y el vinagre. Incorporamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Cocina y memoria

Cocina y memoria¿Qué es lo que diferencia la nutrición de la gastronomía, la ingesta del placer, el acto de alimentarse del gozo de hacerlo? La emoción. En el primer caso hablamos de una función utilitaria, alimentarse para vivir; en el segundo, de una función lúdica, ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Sopas

Sopas Si usted tiene un buen caldo de marisco, de pescado, de pollo o de carne, tiene un primer plato resuelto en pocos minutos. Trocee pan del día anterior, póngalo a dorar en una sartén con un chorro de aceite de oliva y un par de ajos. Retire los ajos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Alceño joven 2001
Alceño joven 2001

Pedro Luis Martínez, S.A. Barrio Iglesias, 55 Jumilla

(+) Más catas de vinos.