Recuerdos

Recuerdos

Recuerdos

De repente, el olor casi olvidado de un pan candeal recuerda, entre un nudo en la garganta y una incipiente humedad en el rabillo del ojo, la infancia feliz; a un padre desaparecido, a las calles de un pueblo de Castilla rodeado de amplias llanuras doradas por el cereal, a unos sábados en familia alrededor de unas aromáticas brasas donde se asan unos pinchos morunos de cordero lechal....
De repente, el olor casi olvidado de una pava recién cortada nos devuelve imágenes de una huerta feraz, repleta de aromas, colores y texturas, trayéndonos una época de bicicletas, de dominicales viajes en carro tirado por un dócil y viejo caballo, de olor a estiércol y zumbido de chicharras, caminos de tierra y acequias ocultas por altísimos cañizos, de aromas de michirones y migas cuando llueve...
Nada como la comida para transportar nuestra mente a otros tiempos, para rebuscar en los olvidados cajones de nuestra memoria sentimientos asociados indeleblemente a olores, sabores, imágenes humeantes. Somos lo que comemos y hemos llegado a ser lo que hemos comido. Toda nuestra biografía, desde la ingesta de la leche materna, está firmemente, vitaliciamente vinculada a alimentos, platos, guisos, experiencias sensoriales, en definitiva, relacionadas con la comida. Y es que en el acto de comer ponemos nuestros cinco sentidos y esa imprimación es perdurable. Por eso todos recordamos el aroma de un plato que hacía nuestra madre, el guiso de la abuela, insuperable... y muy especialmente, aquellas experiencias vividas en la infancia y la adolescencia, que nos devuelven épocas felices, exentas de las preocupaciones de un adulto. Comer es sentir y los sentimientos configuran nuestros recuerdos. Así que, un consejo: no coman por comer. Pongan todos sus sentidos en ello.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.