Michelines

Michelines

Michelines

Pues nada, hombre. Otra vez lo mismo. No sé que vamos a hacer con estos gabachos. Una vez más la Guía Michelín, esa dictadura roja que levanta y entierra restaurantes fue sumamente rácana con la gastronomía española. Ni una sola tercera más y cuatro segundas. Ésa es la magra cosecha obtenida por la que está considerada mejor cocina del mundo... salvo por nuestros queridos vecinos. Si es que la envidia es muy mala y por mucha ‘grandeur’ que los hijos de la revolución exhiban, les aprieta la competencia. En el colmo del absurdo, han llegado a conceder una estrella a un restaurante ¡cerrado! Oui, oui, fermé. ¡Mon dieu, qué vergúenza!. El restaurante se llama Gadus, y la dirección de la guía ha aclarado que la estrella se concedía a un cocinero llamado Thierry Ederlín (suena a francés, ¿no?), que lleva... ¡un año y medio fuera de ese restaurante?. Ya me contarán ustedes cómo actualizan sus notas los inspectores de la Biblia gastronómica, en la era de la inmediatez informativa. El caso es que desde que fue creada en 1900 por André Michelín como una guía publicitaria que se regalaba con la compra de neumáticos, esta otra ‘roja’ no ha dejado de repartir alegrías y disgustos. Se ha puesto mil y una veces en cuestión su imparcialidad, el método de tranajo de sus inspectores... pero el caso es que se asegura que si un restautante recibe una de sus rutiliantes estrellitas, su facturación se duplica o triplica. Ojo: facturación, que no es lo mismo que beneficios. También es verdad que su mantenimiento obliga a unos niveles de servicio tales que los recursos (técnicos y de personal) exigidos pueden conducir a la ruina al negocio, si éste no está complementado con otras vías de ingresos. Pero también su pérdida conduce a depresiones y tragedias, como la del cocinero francés Bernard Loiseau, que se pegó un tiro cuando perdió una.
Ya lo dicen ellos: ¡c’est la vie!


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.