Pagar por el descorche

Pagar por el descorche

Pongamos que está usted comiendo apaciblemente en un restau rante cuando observa cómo, en la mesa de al lado, se sienta un comensal, coloca sobre el mantel una botella que ha traído de su casa y le pide al camarero que se la descorche.

Probablemente a usted se le derrame la vichysoise por la corbata del sobresalto y empiece a temer por la vida del osado ante una más que probable reacción violenta del camarero. Y si usted es el camarero, conten gase, retenga esa bandeja y sea comprensivo porque seguramen te se trata de un británico turista primerizo poco avezado en nues tras costumbres.

Y es que en Inglaterra tal escena no resulta chocante, hasta tal pun to que existe lo que se denomina «pagar por el descorche», (pay per open de bottle, en traducción sumamente libre). No se trata de que los ingleses hayan adoptado ciertas costumbres propias de sus herma nos escoceses, tan cuidadosos ellos con su pecunio, no.

Trátase, más bien, de que en la isla el vino está por encima de las nubes, hasta tal punto que un tetrabrick de Don Simón, por un poner, cuesta al cam bio ¡700 pesetas¡. Imagínense por lo que puede salir un rioja gran reser va.

Por ende, en las albionas tierras es más bien difícil encontrar un restaurante asequible que disponga de una carta de vinos aceptable. Así que uno se lleva el vino de casa, pay per open the bottle, y lo que le queda después de comer...se lo vuelve a llevar a su home.

Eso de llevarse los restos a casa aquí está muy mal visto, y cuando sucede, siempre ponemos al presunto perro o gato que tenemos en casa como coartada, («écheme lo que sobra en una bolsita. Es para el perro, ¡sabe?»), de lo que no debemos deducir que los animales domésticos ingleses sean unos alcohólicos.

En fin, cosas de británicos. Es que eso de vivir en una isla da mucha personalidad.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.