Pagar por el descorche

Pagar por el descorche

Pongamos que está usted comiendo apaciblemente en un restau rante cuando observa cómo, en la mesa de al lado, se sienta un comensal, coloca sobre el mantel una botella que ha traído de su casa y le pide al camarero que se la descorche.

Probablemente a usted se le derrame la vichysoise por la corbata del sobresalto y empiece a temer por la vida del osado ante una más que probable reacción violenta del camarero. Y si usted es el camarero, conten gase, retenga esa bandeja y sea comprensivo porque seguramen te se trata de un británico turista primerizo poco avezado en nues tras costumbres.

Y es que en Inglaterra tal escena no resulta chocante, hasta tal pun to que existe lo que se denomina «pagar por el descorche», (pay per open de bottle, en traducción sumamente libre). No se trata de que los ingleses hayan adoptado ciertas costumbres propias de sus herma nos escoceses, tan cuidadosos ellos con su pecunio, no.

Trátase, más bien, de que en la isla el vino está por encima de las nubes, hasta tal punto que un tetrabrick de Don Simón, por un poner, cuesta al cam bio ¡700 pesetas¡. Imagínense por lo que puede salir un rioja gran reser va.

Por ende, en las albionas tierras es más bien difícil encontrar un restaurante asequible que disponga de una carta de vinos aceptable. Así que uno se lleva el vino de casa, pay per open the bottle, y lo que le queda después de comer...se lo vuelve a llevar a su home.

Eso de llevarse los restos a casa aquí está muy mal visto, y cuando sucede, siempre ponemos al presunto perro o gato que tenemos en casa como coartada, («écheme lo que sobra en una bolsita. Es para el perro, ¡sabe?»), de lo que no debemos deducir que los animales domésticos ingleses sean unos alcohólicos.

En fin, cosas de británicos. Es que eso de vivir en una isla da mucha personalidad.


RECETAS

Merluza en tempura y pisto

Merluza en tempura y pistoUn plato sabroso y un bocado delicado... siempre que tengamos cuidado de no pasarnos en la cocción del pescado. En una sartén amplia ponemos a pochar a fuego lento con un poco de aceite la cebolla cortada en una juliana muy fina. A los 10 minutos añadimos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Bares

Bares«Bares, qué lugares ...» reza esta canción que hizo furor hace unos años. Es obvio que sus intérpretes, el grupo Gabinete Caligari, eran chicos de tierra adentro. En caso contrario, su canción podría haber comenzado de otra manera: «chiringuitos, qué

(+) VER MAS.
TRUCOS

Calabaza en los sofritos

Calabaza en los sofritosPruebe a utilizar calabaza cortada en brunoise fina (cubitos muy pequeños) en los sofritos para guisos, arroces o salsas. Haga el sofrito de siempre con cebolla, tomate, ajo y/o pimientos. Cuando esté casi hecho, suba el fuego y añada la calabaza. Remueva ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Heredad Candela Petit Verdot 2004
Heredad Candela Petit Verdot 2004

Bodegas Señorío de Barahonda . Fax: 968 792 351 www.barahonda.com

(+) Más catas de vinos.