El apartamento

El apartamento

Las feministas es que no se enteran. Décadas de lucha en pro de los derechos de la mujer, páginas de historia escritas a fuego y sangre para lograr el voto femenino, la liberación sexual, o la persecución judicial de los malos tratos domésticos, y se siguen olvidando de uno de los inventos más malignos y crueles que azota a las amas de casa: el apartamento.Y no es una película.

Generalmente, dícese apartamento de un pequeño cubículo ubicado a cierta distancia de una costa (de 0 a 50 kilómetros), construído con endebles materiales, cuyo alquiler alcanza cifras astrónómicas durante la temporada veraniega y que constituye el lugar de vacación de un buen número de familias españolas. ¿Y qué supone para un ama de casa que su marido haya alquilado un apartamento?: ¿Holganza, descanso, relajamiento, falta de obligaciones... valores todos que constituyen la esencia de lo que se entiende por unas vacaciones? Ni mucho menos, sino todo lo contrario.

Nuestra sufrida amiga se seguirá deslomando igual que en su dulce hogar, ocupándose de todas las tareas domésticas, con las dificultades añadidas de hacerlo en un lugar desconocido. Se achicharrará guisando en una cocina ajena donde nunca encontrará lo que necesita, a una temperatura ambiente de 40º. Lo hará más sola que nunca porque su Paco y los niños han ido a disfrutar, por supuesto, y se pasan el día en la playa.

Deberá atender a más personas de las habituales porque al apartamento se habrán apuntado los dos niños de su hermana Puri («chica, si tenéis sitio de sobra») y el novio grunge de la nena. Estará continuamente limpiando la mierda que trae la prole de la arena y curando la picadura de medusa de Robertito o las quemaduras solares que han arrasado las corvas de su señor esposo. Y encima no podrá hablar con nadie porque los del apartamento de al lado son guiris. Si Flora Tristán levantara la cabeza, algo diría de esto.


RECETAS

Mújol del Mar Menor asado

Mújol del Mar Menor asadoPedimos en la pescadería que nos limpien bien los pescados y nos los abran sin quitar la espina central (nos quedarán más jugosos que si la quitamos). Ya en casa, los lavamos bajo el grifo y los secamos con papel de cocina. En una sartén amplia pochamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

La eterna juventud

La eterna juventud El miedo está en el origen de la conservación de alimentos. El miedo al futuro inmediato, a la incertidumbre ante los días venideros, a la inseguridad provocada por las guerras y las hambrunas… en definitiva, el miedo al desabastecimiento, a la falta ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Caldo de jengibre

Caldo de jengibreCuando hagamos un caldo de ave o de verduras, sea para hacer sopas o consomés o para conservar para elaborar salsas, podemos añadir un buen trozo de jengibre fresco. Aportará un toque fresco y ligeramente picante y exótico que resultará muy agradable ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.
Casa Cisca 2003
Casa Cisca 2003

Bodegas Castaño Ctra. Fuenteálamo, 3 30510 Yecla Tf.: 968 79 11 15 Fax: 968 79 19 00 E-mail: info@bodegascastano.com

(+) Más catas de vinos.