Sibaritas en conserva

Sibaritas en conserva

Bueno, bueno, esto es otra cosa. Miren ustedes, dícese de la persona que se trata con mucho regalo y refinamiento. Así define el diccionario de la RAE a un sibarita. El adjetivo es una derivación de Sibaris, antigua ciudad situada en lo que hoy es Italia que fue famo sa por el dispendio y lujo con que se manifestaban sus habitantes.

Asegura la leyenda que dormían sobre colchones de pétalos de rosa y que si uno solo de ellos estaba doblado, lo notaban y no podían dormir. Se cuenta también que hicieron matar a todos los gallos que había en la ciudad, ya que no eran precisamente muy dados a madrugar. Mira, eso me gustaría haceer a mi con algún gallo que otro.

En estos atribulados tiempos que vivimos resulta realmente difícil ser un sibarita al viejo estilo. Y si hay algo que se sitúa en las antípodas de semejante comportamiento, es el consumo de alimentos enlata dos. Las famosas latillas son compañeras inseparables de nuestra vida. esa cotidianeidad hace que apenas reparemos en ellas, a pesar de que tienen una fascinante historia. Para empezar, transcurrieron 50 años desde el invento de la lata de conservas... ¡el del abrelatas!.

Verán, la lata de conservas se inventó en Inglaterra en 1810 y tuvo como origen –siempre la guerra- un pdido del Gobieerno para suministrar raciones imperecederas al Ejército. peero el genio del inventor (un comerciante llamado Peter Durand) se agotó ahí y no imaginó ningún artilugio... para abrirlas

Durante medio siglo, los métodos para destripar estos recipientes fueron muy diversos.. Había latas con la siguiente inscripción: «Córtese alrededor con un escoplo y un martillo». Los soldados llegaron a disparar contra ellas, desesperados por saciar su hambre.

Incluso, algunos historiadores sugieren que, originariamente la bayneta no estaba destinada al noble arte de ensartar enemigos, sino a abrir latas de conserva. Por cierto, Sibaris fue destruida por su vecina ciudad de Cretona, famosa porque en ella habitaba Milón, una especie de gargantúa que se trajinaba diariamente siete kilos de carne y ocho de pan y se metía al caletre quince litros de vino.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.