A la francesa o a la rusa

A la francesa o a la rusa

De gustibus non est disputandum, o sea, que pa gustos no hay na escrito. Hoy, cuando acudimos a un restaurante se nos ofrecen básicamente dos posibilidades: comer a la carta, eligiendo entre una más o menos variada lista de platos, o el menú del día; lentejas, vamos. Bueno, pues algo tan habitual como esto tiene mucho que ver con la forma en que se comía en los siglos XVII y XVIII: a la francesa o a la rusa.

Ahí donde lo tienen, cuando nos sentamos en la mesa de nuestra casa y nos trajinamos de primero unas verduras y luego, una vez rebañado el plato, atacamos un pollo al chilindrón (por un poner) estamos, nada más y nada menos que comiendo a la rusa. Sin embargo, cuando visitamos un bufé o nos decidimos por uno de esos menús degustación tan en boga en tantos restaurantes, estamos remedando el antiguo servicio...a la francesa.

Consistía el servicio a la francesa en colocar en la mesa todos los platos que componían el ágape a la vez. Y así, en 1742 la publicación El nuevo cocinero real y burgués recomendaba como lo apropiado de la buena casa siete platos por servicio. Teniendo en cuenta que los servicios mínimos de las casas con posibles eran tres –primer, segundo y postres– tenemos que los burgueses galos del XVIII se metían entre pecho y espalda 21 platos en una comida de diario.

Amas de casa habrá, a cuen seguro, que estarán lanzando suspiros de alivio porque los vericuetos de la historia de las costumbres hayan apartado de las contemporáneas las derivadas de las de nuestros vecinos y hayan decantado entre nosotros las, sin embargo, más alejadas, propias de las estepas orientales. Por lo de fregar, lo digo.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.