Créeme, bebe vino

Créeme, bebe vino

«Créeme, bebe vino. El vino es vida eterna, filtro que nos devuelve la juventud. Con vino y alegres compañías, la estación de las rosas vuelve. Goza el fugaz momento que es la vida.» Este es uno de los rubaiyat –cuarteto presa– del genial e incomprendido poeta Omar Kenyam, que vivió en el siglo XI. Joé, pues están los persas–los actuales iraquíes, como para días de vino y rosas. Por cierto, Omar murió a una provecta edad.

En estos tiempos de trasiegos cerveceros y copiosas libaciones de infames garrafonazos discotequeros, bien viene un buen vino. Lo que ocurre es que en este país de excelentes y variadísimos caldos, no sabemos apreciar lo que tenemos. Los bárbaros del norte, sin ir mas lejos, cuando se apartan de bebidas propias de hooligans pagan 1.000 pesetas...¡por un tetrabrick de don Simón¡. Así se entiende que cuando llegan a nuestros precios se pongan comno los acigüembres.

De las bondades del vino han hablado poetas, filósofos, hombres de fe, médicos...pero sobre todo, han acompañado al hombre en todas las etapas de su breve tránsito por esta vida. Los ritos funerarios de la antigua Roma revelan la importancia que se le daba al vino.

Trimalción ordena a su esclavo Estico que le traiga una prueba del vino con el que ha dispuesto que sean lavados sus huesos durante sus exequias. Los participantes en el banquete de honor del difunto debían verter sobre sus pobres huesos la mitad del contenido de sus copas, en una especie de ritual de purificación.

Los científicos actuales han llegado a la conclusión de que el consumo de vino reduce la pérdida de visión. (Consumido moderada mente: lo de ver doble es otro asunto. Ver con exceso y beber con exceso han ido siempre unidos. También señalan que reduce la posibilidad de contraer cáncer o caer en la demencia senil. ¡No estaban locos estos romanos, no, piense lo que piense Obelix!.


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.