Lentejas

Lentejas

Puré de lentejas / LV

Si quieres las comes y si no las dejas. El viejo refrán castellano referido a las humildes lentejas es una prueba fehaciente de que este secular plato ha contado tanto con estusiastas como detractores. Digo yo que la mayoría de los detractores lo serán probablemente por un no superado trauma infantil. Ya se sabe que a unas cuantas generaciones nos criaron a golpe de lentejas viudas, y purés de lentejas –nuestras madres y abuelas son buenas conocedoras de sus extraordinarias propiedades nutritivas– y ya se sabe también, que no es un plato por el que los tiernos infantes se maten, precisamente.

En unos tiempos en los que la industria de la nutrición infantil estaba en pañales –nunca mejor dicho– la cosa se resolvía con pelargón, purés de lentejas y pan con aceite o vino –.. Y es que nuestras madres y abuelas sabían lo que hacían: El Pelargón, leche modificada y enriquecida, fué el auténtico antecedente de esas leches modernas cuya composición parece un resumen de la tabla periódica de los elementos. Que si calcio, que si omegas, que si bífidus que si...¡leches!.

Y ya me dirán ustedes el lugar de honor que ha alcanzado en la nutrición moderna, adoradora de la dieta mediterránea, productos como los cereales, el aceite o el vino. Sea como fuere, aquellos aracaicos potitos de lentejas nos sabían a los críos a rayos y puede que de ahí venga la mala fama de las lentejas. Mala fama que durante décadas las ha confinado a los menús del día tabernarios y a las mesas menos pudientes, como indignas de ocupar manteles con más oropel. ¡Si hasta hay una receta que se llama lentejas Manos Unidas!.

Afortunadamente, los nuevos tiempos empizan a poner esta legumbre en el lugar que merece por sus cualidades y por su historia. Hace 9.000 años, nada menos, ya se cultivaban. Las invictas legiones romanas hollaron medio mundo a golpe de lens culinaris, que era la dieta más común de sus soldados.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.