Microondas

Microondas

Horno Microondas / LV

Altar mágico, Arca de la Alianza, Caja de Pandora...el horno microondas es el método más revolucionario de preparar alimentos desde que el Homo Sapiens descubrió el fuego, hace ahora la friolera de un millón y medio de años. Y lo usamos simplemente para calentarnos el café con leche.

La ampulosidad de semejante afirmación está plenamente justificada: en la cocción de los alimentos por microondas no interviene ni el fuego ni agente térmico alguno. Sin embargo los efectos sobre los alimentos son equivalentes: una energía electromagnética agita las moléculas del agua que contienen los alimentos provocando calor.

En su invención intervinieron dos circunstancias habituales en los grandes descubrimientos: las necesidades bélicas y la casualidad. El tubo electrónico que produce la energía de microondas, el magnetrón, ya se utilizaba una década antes, inventado por los doctores Randall y Boot. Pero estos científicos no buscaban un método rápido para asar un roastbeef, sino combatir a los nazis. El magnetrón era un componente básico en la construcción del radar, elemento bélico decisivo en la defensa de Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial.

Es el caso que en 1946 un científico estaba probando uno de esos magnetrones y al meter la mano en el bolsillo de su pantalón, donde llevaba una tableta de chocolate, descubrió que éste se había derretido. Sin preocuparse de sus pantalones, envió a buscar una bolsa de granos de maíz, los acercó al tubo y ¡eureka! obtuvo palomitas de maíz. Había descubierto el horno microondas.

Claro, los primeros aparatos no se parecían nada a los actuales. Tenían el tamaño de un frigorífico, con lo que no tuvieron demasiado éxito en los hogares. En realidad, hasta 1952 las amas de casa no tuvieron a su disposición este electrodoméstico.

La verdad es que en nuestro país no se usa demasiado para cocinar y es más un auxiliar, un calentador, que otra cosa. Eso sí, aliado imprescindible de solteros, estudiantes, y fabricantes de comidas preparadas.


RECETAS

Empanadillas de berenjena

Empanadillas de berenjenaPues sí señor: empanadillas de berenjena. Y, además, las vamos a hacer al horno, para que sean más ligeras y menos aceitosas. Venga. Abrimos logitudinalmente las berenjenas, les hacemos a su carne unos cortes en red, salpimentamos, espolvoreamos orégano ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Ajo

AjoHerodoto contaba, 450 años antes de Cristo, que los egipcios se lo daban a los esclavos que construían las pirámides para fortalecer sus músculos. Aristófanes dice que los soldados griegos lo consumían para obtener mayor ardor (guerrero, no de estómago). ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Mahonesa ligera

Mahonesa ligeraPodemos hacer una mahonesa que sea ligera y, además, aromatizarla al gusto. Para ello, mezclaremos 3 cucharadas soperas de mahonesa con dos de yogur natural. Añadiremos la ralladura de la piel de un limón (o de naranja, que le aportará una nota cítrica ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.