Mr. Tupper

Mr. Tupper

Mr. Tupper

Hubo un tiempo, en el despertar del desarrollismo de este país, en el que, junto con los polos de promoción industrial, apareció otro de los pilares del progreso: los tuperware. Hasta la década de los 60 a un recipiente hermético que servía para transportar alimentos, lo habíamos denominado fiambrera.

¿Se acuerdan; aquellas metálicas, redondas, de dos colores, azul y cobre?. Ahora, del otro lado del Atlántico nos llegaban los tupperware, o sea, que diríamos aquí : los «táper». En aquellos tiempos, ejércitos de amas de casa se reuniían en domicilios, cafeterías o centros sociales en orgías de polietileno; reuniones de ventan inventadas por el tambien inventor del ingenio: mister Earl Tupper, un probo ciudadano de Massachussetts.

Este avispado individuo, un químico de profesión, captó enseguida las posibilidades de un nuevo mateiral: el polietileno. En el año 1945 produjo su primer artículo de esa sustancia: un recipiente para baño de sólo doscientos gramos de peso. La belleza de su diseño sin rebordes, su bajo costo y su aparente indestructibilidad impresionaron a los compradores de los grandes almacenes.

60 años después no podemos vivir sin los tupper. Haga una prueba e intente contar los que tiene en su casa. Pues bien, no sólo eso. Los tupper vuelven con fuerza aliados con otro gran invento: el microondas. Los españoles realizamos el 12% de nuestras comidas fuera de casa. Sin embargo, esta cifra no se corresponde con los ingresos de los restaurantes. Y es que cada día son más los trabajadores que se llevan la comida a la oficina. Y se hace así por varias razones: es más barato que comer de restaurante, es más sano, y en muchas ocasiones es la única posibilidad que el horario le deja al trabajador. La proliferación de aparatos microondas en oficinas y centros de trabajo ha ayudado a esta resurrección del envase de polietileno.

Si mister Tupper levantara la cabeza –la tiene bajo tierra desde 1983– estaría orgulloso del camino recorrido por su invento: del calor hogareño a su presencia en todas las actividades humanas de ocio y trabajo.

Bueno, en casi todas.


RECETAS

Arroz con pollo y setas

Arroz con pollo y setasEs difícil encontrar un plato más económico y más sabroso. Troceamos la pechuga de pollo. Esta vez queremos que los trozos se vean. La colocamos en un bol con un chorrito de salsa teriyaki (para los aventureros). Opcionalmente, salpimentamos y reservamos ...

(+) VER MAS.
CURIOSIDADES

Terror en el hipermercado

Terror en el hipermercado«Empujando mi carrito, /lleno de Quench y Mielitos; /Mari Pili va muy mona /con su faldita de goma, /uúh! « Si, toda una premonición la canción que cantaban Alaska y los Pegamoides hace ya tres décadas (¿ya?). La verdad es que los supermercados de entonces ...

(+) VER MAS.
TRUCOS

Patatas asadas y doradas

Patatas asadas y doradasUna especie de guarnición universal. Lavamos bien la piel de unas patatas nuevas. Las envolvemos en papel albal y las pinchamos con un tenedor o un pincho. Las asamos a 180 grados durante 30 minutos al horno. Las abrimos longitudinalmente y las doramos ...

(+) VER MAS.

Buscador

El Almirez

La cocina de cada día
de Pachi Larrosa.

Zarangollo con virutas de sepia
Zarangollo con virutas de sepia

Pelamos las cebollas y patatas, al calabacín le quitamos ambos extremos; a continuación cortamos estos ingredientes a rodajas, siendo las patatas más gruesas que el resto. Ponemos ...

(+) Más recetas de restaurantes.
ENVÍA TUS RECETAS
Envía tus recetas

Comparte tus recetas de cocina con los usuarios de laverdad.es

(+) ENVIAR.

Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001
Monasterio de Santa Ana Tinto Monastrell 2001

Casa de la Ermita C/ Alfonso X, nº2, 1ºC- 30520 Jumilla (Murcia)

(+) Más catas de vinos.